Agregar a Favoritos

Español

English |

 

Cuando en 1918  se inauguró la fábrica de licores Poblete, los limeños de esa época celebraron con satisfacción la aparición de un tipo de vino nacional, cuya calidad y excelente gusto, competían con los mejores vinos importados.

Con el tiempo, diversos premios y menciones honrosas obtenidos en exposiciones nacionales y extranjeras, como la medalla de oro de la "Esposizione Campionaria di Roma" en 1927 y la más alta distinción en la feria de octubre de 1949, confirmaron su calidad, estimulando nuevas inversiones y mejoras en la organización, hasta ocupar un lugar principal en las preferencias del público consumidor.